Inicio Cronica de la Endurama La Adrada 2017 by Enrique Mendez

Cronica de la Endurama La Adrada 2017 by Enrique Mendez

Mi primera carrera de enduro fue un auténtico desastre respecto al resultado en la clasificación ya que acabé quinto!, pero por la cola.

Pero un auténtico éxito en lo personal, ha sido una experiencia  extraordinaria y 100% recomendable.

Llevo cerca de 2 años practicando enduro de forma ocasional, haciendo con los amigos rutas domingueras con calma, risas y conociendo

a muy buena gente ya que dentro del enduro hay un ambiente muy agradable y un gran compañerismo.

Mi amigo Jaime con el que salgo habitualmente me dice que se va a apuntar a una carrera en la Adrada que el circuito es fácil… y si no pues andando!!

El sábado quedo con unos cuantos amigos de Jaime con los que he salido alguna vez y que también están apuntados a la carrera para hacer el circuito y

ver donde se encuentran los puntos más complicados. Durante la subida les voy haciendo preguntas ya que tenía mil dudas.

Llegamos al primer tramo bajada, me coloco las protecciones pero eso no hace que cambie mi look de globero de xc a globero de enduro si no que la cosa

se queda en algo intermedio, look que le encanta al amigo Héctor. Me coloco el último para ir con más calma y así poder ver bien el terreno y antes de que

me diera cuenta habíamos terminado el primer tramo, muy corto y sencillo. De ahí al segundo pero ese ya era otra historia ya que era bastante más largo y ya con algún paso complicado para mi nivel. Me dijeron que fuera tranquilo que el circuito tenía un 90% de folw y un 10% de técnica… pero yo veía problemas

por todos lados, piedras, raíces… no me encontraba nada cómodo bajando mientras pensaba que al día siguiente tendría que hacerlo con un montón de gente

pidiendo paso a mi espalda y claro cuando uno no está a gusto y falto de confianza pasa lo que tenía que pasar, que estrené las rodilleras que me regaló la novia

estas navidades, gracias cari. El día de la carrera estaba tranquilo, hasta que empezaron a nombrar los dorsales, 58, 59…60! Me toca!

Dan la salida y tengo una hora y medía para llegar al primer tramo, bajo del escenario por unas escaleras empiezo a pedalear y veo que la

calle se termina, miro a los lados y veo como dos ciclistas que estaban allí me miran raro mientrasme dicen que voy por la calle equivocada. Vale gracias hasta luego.

Sigo pedaleando pero ahora en la dirección adecuada y enseguida me junto con mis amigos y subimos en grupo. Tardamos alrededor del una hora y veinte en llegar,

descansamos y nos colocamos las protecciones en los diez minutos que nos sobraron y me coloco en orden de salida con los demás compañeros.

– Dorsal 59 3, 2, 1 sal!! 60 10 segundos… 5, 4, 3, 2, 1 sal!! Salgo con una cala, engancho la otra y pedaleo pedaleo pedaleo frena frena frena,

pino! Casi, que mal gira la XXL con ruedas de 29”. Sigo con “calma” intentando nocometer errores ya que es un tramo muy corto y si voy

medio bien espero no ser alcanzado y así no molestar a nadie. Curva izquierda derecha se acaba el sendero, se acaba??

Se ve que alguien delante de mí se salió y yo seguí la marca que había dejado en el sitio pensando en que era el camino

correcto pero no, venga tranquilo Enrique disfruta,me reincorporo al sendero buscando el 90% del flow a la vez que a

lo lejos creo escuchar el timbre de Héctor, sigo tranquilo a mi ritmo curva piedra piedra frena curva y fin.

Bueno no ha sido para tanto, se ven las cosas de otra forma mientras intercambio impresiones con los

demás compañeros descubro que todos nos habíamos confundido el en mismo sitio, mal de muchos …

Sin prisa pero sin pausa llegamos al punto de salida del segundo tramo con menos tiempo de margen que en el primero, bastante menos. Me pongo las gafas, el cascono espera

que las gafas van después del casco ( 5€ en el Decarton transparentes estupendas no os olvidéis de mi look de globero endurero) me las quito me pongo el casco las gafas otra vez.

Sale el 59, 60 veinte segundos. Enciendo la cámara y la pongo a grabar o no espera eso es foto 5, 4, ahhhhh así mismo 2, 1 sal!.

La primera parte era muy similar al primer tramo , un sendero con el suelo blando por las lluvias de los días anteriores con curvas cerradas que tanto me gustan.

Me propongo ir con calma ya que esta bajada es la más larga de todo el circuito. El sendero serpentea a lo largo de un pinar y me encuentro

con un tronco atravesado en el suelo en un pequeño repecho, llego muy despacio y tengo que apoyar un pie

para poderlo sobrepasar, el sendero vuelve a bajar a la vez que los árboles lo hacen más estrecho. Llego a la zona del tramo que más me gusta,

zonas rápidas con piedras y raíces quesorteo con facilidad mientras suelto los frenos y gano velocidad. Al rato oigo el timbre de Héctor que salía dos puestos

detrás de mí, veo unos matorrales no muy densos por la parte izquierda y los atravieso para así dejar el camino libre, salgo del matorral

y veo que el camino se ensancha demasiado. Vaya tela pensé que al atravesar los matorrales volvería al sendero

pero que va esto es casi una pista forestal, me he vuelto a equivocar otra vez que bien que alegría que alboroto! Me doy la vuelta

y veo pasar a Héctor – VAMOS DALE!!.Me reincorporo y aparece Jaime que me también me adelanta.

A partir de ahí Jaime y yo nos íbamos parado e intercambiando las posiciones mientras dejábamos pasar a los demás

participantes que venían más rápido, seguimos bajando y llegamos a una zona en la que hay piedras como sandías, y claro a mayor

dificultad de la zona mayor número de personas animando y haciendo ruido, esta zona hace que me dé cuenta de lo cansados

que tengo los brazos y las piernas ya que en algunos momentos perdía parcialmente el control de la bicicleta que rodaba sobre

las sandías. Pero me da igual, la gente grita y yo me vengo arriba haciendo este tramo lo más rápido que puedo adelantando a algún participante, me sigo peleando con el manillar ya que los 140 mm se suspensión no dan más de si y consigo llegar de una pieza a la meta, 12m 29s de bajada puff que tembleque tengo en las piernas madre. Llega Jaime y nos felicitamos mientras se acercan algunos de los participantes que hemos dejado pasar dando tantas facilidades para darnos las gracias. Que majetes somos.

Salimos hacia el tercer tramo y hacemos la parada en el ya necesario avituallamiento en el cual me encuentro como únicas opciones de bebidas agua o Monster con gas,

pufff no se puede hacer enduro o intentarlo con ese tipo de bebidas, con los baches eso se agita y se hace una espuma y reacciona como al meter un mentos en una

botella de cola. Lo dicen los Simpsons o las estadísticas no me acuerdo el caso es que se me repitió el Monster ese toda la mañana. Que moderno todo madre.

El tercer tramo cronometrado se diferencia de forma clara en dos, la primera parte con curvas muy rápidas y rectas entre una vegetación de un metro de altura, lo

suficiente como para que en las curvas se pierda la visión del suelo y no se pueda ver más allá de dos o tres metros. Una pequeña subida y a continuación tres

cortados que se pueden rodar y que dan paso a la segunda parte. Esta es la parte más técnica del circuito, es cierto que en la dos hay un par de piedras que forman dos grandes escalones y que yo hiceandando pero es algo puntual.

La segunda parte de este tercer tramo es una zona relativamente larga con mucha inclinación, piedras, raíces que sobresalen del

suelo y se extienden por el de forma longitudinal. Una combinación que no me gusta absolutamente nada.

Me coloco en orden de salida esperando mi turno hasta que me nombran y comienza la cuenta atrás. Ya no me pongo nervioso en la salida

porque no tengo prisa ni esa incertidumbre como en los tramos anteriores por miedo a ser alcanzado y estorbar o

morir arrollado por algún jabalí, he dado paso a mis compañeros sin problemas así que ya estoy mucho más tranquilo.

3,2,1… pedaleo y pedaleo con la tija bajada y las suspensiones abiertas, en un par de ocasiones la vegetación me descubría a última hora alguna

piedra u obstáculo que hacía imprescindible ir concentrado al 100%. Al final al de esta parte rápida y divertida me acerqué bastante a Jorge, el

dorsal 59 pero en el pequeño repecho que daba paso a los tres toboganes me quedé sin fuelle y cometí un error en una curva a izquierdas donde

tuve que poner un pie en el suelo y perder lo que había ganado en la parte anterior. Bajo los tres toboganes y llego a la que desde mi punto de

vista es la peor parte del circuito, esa combinación de curvas cerradas con desnivel piedras y raíces. Tenía dos opciones, intentarlo o bajar andando.

En cuanto llego un hombre me anima a seguir despacito, pero a mí no me gusta bajar despacito me gusta bajar rápido, así que me bajé dé la bici y me puse

a correr con la bicicleta a mi lado, como bajaba, que velocidad que bien baja las piedras sin que yo esté montado encima de ella, que maravilla saltito caballito… un espectáculo.

Me podrán llamar cobarde o torpe, pero nadie podrá decirme que corro mal con la bici en brazos. En cuanto salgo

 de dicha zona y veo que el camino mejora vuelvo a montar en la bici y consigo llegar al final.

Recorro el tramo de enlace hasta la salida de la cuarta especial. Esta especial tiene una salida delicada por la inclinación con pequeña curva izquierda y rápido

derecha en la que prácticamente me caí en los entrenamientos, un paso muy estrecho en el que roza el manillar entre dos grandes piedras y dos

piedras que forman dos grandes escalones  muy majos. Llego con tiempo de sobra y veo como salen los compañeros que me preceden.

Para la mayoría de ellos la salida no es delicada, hacen equilibrio sobre la bicicleta durante la cuenta atrás y se tiran sin ningún tipo de miramiento, así da gusto.

Llega mi turno, me coloco un poco más atrás que el resto para tener tiempo ha enganchar las dos calas. A lo complicado de la salida se suma la gran cantidad de

compañeros que estaban allí mirando, esperando su turno. Tenemos la mejor receta para cocinar una caída perfectamente ridícula. Durante la cuenta atrás intento

distraerme diciendo tonterías como que no me miren que soy tímido… 3,2,1 suerte, justo lo que necesitaba pienso. Me dejo caer frenando giro izquierda, derecha y suelto

los frenos hasta la siguiente curva. Primer objetivo cumplido, sigo bajando este sendero divertido, es rápido con alguna zona con grandes piedras por las que puedo bajar

rodando sin problemas sigo por este sendero rápido, llego a las grandes piedras que forman dos escalones y ni corto ni perezoso salgo me desvío por la línea gallina,

(unas alternativa para los que tenemos miedo ha salir volando por encima del manillar en ese tipo de pasos). Sigo sin problemas hasta llegar a la zona estrecha donde

estaba claro que iba hacer andando, aprovecho la parada para que pasen los demás de forma cómoda.

Sigo disfrutando de los últimos metros de bajada y de carrera que me quedan hasta que finalmente

llego a la meta donde nos juntamos los amigos, nos felicitamos y bajamos relajados a zona de salida

ha dejar el transponder,comer algo y beber cerveza.Objetivo cumplido, me he divertido mucho y no

he tenido ninguna caída. Ahora es el momento de relajarse, intercambiar

anécdotas con los demás, hacerse unasfotos y pensar el la siguiente carrera.

Esto hay que repetirlo!!

 fotógrafo: Yaroslav Alpizar Zhuravlev

https://www.facebook.com/elyari